Privacy Policy

Allin Kawsay

EL ALLIN KAWSAY EN LA CONCEPCIÓN ANDINA Y EL BIENESTAR EN LA CONCEPCIÓN OCCIDENTAL

Elena Pardo Castillo Rosio Achahui Quenti CEPROSI – CUSCO

1. ALLIN KAWSAY

Nuestra Pachamama no es ni buena ni mala, simplemente es, solamente hay que estar en armonía y sintonía con ella para estar bien. (Allin Kay). La vida esta dentro y fuera de nosotros, en los árboles, los ríos, las flores, el viento, la lluvia, los animales, las plantas, la lluvia, en la Pachamama, etc. todo esta entrelazado, y determina todo, no hay división entre nosotros y el todo (el pacha), existimos mutuamente, somos miembros unos de otros. Si uno esta bien, estamos bien todos. En la naturaleza todas las cosas están unidas al todo, pues unas viven y actúan con otras. Es una maravillosa unión con la Pachamama entera. Todo lo que existe es necesario, aunque muchas veces no podamos llegar a comprenderlo. El allin Kawsay simplemente “es” no puede ser pensado, no hay un enfoque mental para el estar bien, pues este no viene por la vía del conocimiento, se manifiesta por si mismo, cuando conversamos y nos sintonizamos de manera cariñosa, respetuosa y ritualmente con todas las circunstancias y ciclicidades del pacha. Eso es estar bien (allin kay) La persona es libre de vivir la vida sin preocuparse por el poder, la fama, el dinero, viviendo a cambio alegre, tranquilo, sosegado, bien, compartiendo y respetando a todo cuanto existe en la naturaleza.

La crianza de la chacra y de los animales es una fiesta, un ritual, una celebración, todo es vivido, todo es sagrado. La vida contiene todo lo que se necesita La vida es el objetivo de todas las cosas, dentro de ella esta la celebración, el amor, el Cariño, el estar bien (allin kay); todos estos son aspectos de la vida misma. Como dice Don Mariano Quispe Choque 38 años comunidad Osefina “Para mi estar bien, es estar sano, vivir bien con las personas, estar bien con mis tierras y los apus, comer bien, bailar, sin preocupaciones, acaso tener dinero nomas es símbolo de felicidad, aqui vivimos en ayni compartiendo lo que tenemos”.

Doña Asunta Melo Vera, de 60 años de edad de la comunidad de K´arhui, nos cuenta: “Allin kausay para nosotros, es vivir bien con todos los seres del ayllu, con los Apus con la pacha Mama, con el granizo, con el viento, con los animales de la sallqa, con nuestras almas y vecinos haciendo provar lo que tenemos. (comida y bebida), por eso no nos falta la comida, ni nuestros animales, siempre tenemos. Nuestra chacrita cuando sembramos con cariño, nos trae alegria y estamos bien nomas, y asi no tuviéramos chacra, hacemos al partir y tenemos bastante comida y todos estamos bien, hasta nuestros animalitos se aumentan. Cuando no sembramos nos vamos a otras comunidades y hacemos ayni en la cosecha y paraque nomas traemos bastante comida”.

Don Domingo Maquee Condori, 35 años de edad, de la Comunidad de K`arhui, también nos comenta: “El vivir bien para mí, es estar en tranquilidad con mi esposa mis hijos y mis vecinos, sin estar peleando ni envidiándose con nadie, cuidando nuestra chacra y nuestro ganado, ellos son nuestros únicos acompañantes de la vida, ellos nos dan todo. A veces pido ayuda a mis vecinos y parientes para que me lo cuden mi ganado opara hacer la chacra y a veces yo les ayudo a ellos, eso para mí es vivir bien, es ayni nomas y asi vivimos sin pelear, sin odiarnos ni envidiarnos. Cuando nosotros estamos bien, la chacra y nuestro ganadito también se alegran y estamos bien todos, entonces bonito nomas se vive, hay para comer, para hacer truque y hacemos alcanzar nuestra comida”.

i Esta es la manera de vivir bien en nuestras comunidades de Pitumarca, todo tiene que ser celebrado, todo tiene que ser vivido, la vida no tiene otro objetivo que ella misma. El vivir cada momento sin anhelar el futuro o temor por el pasado, sin que moleste la memoria, sin que la imaginación estorbe, se adquiere la inocencia; entonces se vive bien, tranquilo, se ríe, se juega, se bromea en todo momento, somos como niños, solamente asi podemos ver el verdor de los árboles, el azul del cielo, la belleza de la naturaleza con más sensibilidad.

Doña Juana Hancco Mamani, de 36 años de edad de la comunidad de K´arhui, nos cuenta: “Vivir bien, es cuando dentro de mi casa con mi esposo y mis hijos, nos damos ordenes, responsabilidades y cumplimos todos, entonces es bueno. Nuestra comida y nuestro dinero deben haber lo necesario nomas, si tenemos bastante dinero nos lleva a pelear o discutir, nos lleva a vivir mal la vida. También nuestro corazón de pareja debe comprenderse no mas, para vivir bien y bonito. Con nuestros vecinos no debemos pelear o discutir y a los hijos según lo que les falte hay que ponerle o darles. Asi nomas vivimos nosotros aquí en mi comunidad, tranquilos, sosegados haciendo nuestros quehaceres. Como podemos apreciar en los testimonios, esta es la manera de vivir en nuestras comunidades, ayudándonos entre todos. La vida es un ayni, es una interdependencia.

Nadie es independiente, ni por un momento puedes vivir solo. Necesitas del amparo, del cariño y del respeto de todos. El Allin Kawsay, es vivir relacionándose con todo lo que existe en la naturaleza, como dice: Doña María Hancco, 38 años de edad de la comunidad de Chachapoyas “Estar bien, es criar bonito la chacra y los animales, pero no es solo eso, sino también acordarnos y llamar a nuestros Apus, soplar su coquita , no hay que olvidarse en ningún momento. Los Apus nos protegen de la granizada, de la helada, nos cuidan cuando salemos fuera de nuestra comunidad, para que nos vaya bien y regresemos con bien a nuestra casa. También hay que compartir con la Pachamama que es nuestra madre criadora de nosotros, de nuestra chacrita, de nuestros animalitos y de todo lo que hay en la comunidad, todo eso es bueno, cuando estamos bien con nuestros familiares, nuestra chacra, nuestro ganadito y llamando a nuestros apus y la mamapacha, bien nomas vivimos, eso es estar bien para mi”

¿Qué es el Allin Kay para los niños?

Vidal Quispe Melo, 07 años de edad, Comunidad de K´arhui “En la comunidad de K´arhui, vivimos bonito, nuestras mamás bonito viven, las personas casándose, no hay odios ni peleas.

Las mamás y mi mamá, bonito se alcanzan, se invitan, se llevan sus comidas. Y con mis tíos bonito vivimos, ayudándonos siempre, sin odiarse ni enojarse, haciendo los quehaceres de la chacra, eso es allin kay” Ubaldo Huaman Choque, 13 años, de la comunidad de Accotocco “Estar bien es criarse bien, sin pelear, sin odiarse, sin hacerse enojar, bien estas. Después también es criarse bien, convidándonos nuestras comidas, prestándonos nuestras chacras si no tenemos, también nos prestamos nuestras herramientas, nuestros animales para hacer la chacra y tener bastante comida. Eso es estar bien.

Y también cuando los niños vivimos sin pelear, ni odiarnos y compartiendo nuestros qoqawas (friambre) eso es vivir bien”

Sabino Melo, 11 años de edad de la comunidad de Kárhui “Para mí estar bien es vivir bonito entre las personas que nos criamos, hacemos la chacra, criamos nuestro ganadito, ayudandondo y respetando a nuestros mayores. A los chicos o a los niños y niñas, la mamá y el papá nos crían bonito sin renegarse y queriéndose, nos vamos a la chacra, criamos nuestros animales y algunas veces viajamos para cambiar nuestro maíz con papas, ocas y allucos y tenemos bastante comida para todo el año, asi vivimos bien y bonito yo y mi familia.”. Asi se vive en nuestras comunidades, sin exigencias, solamente con gratitud hacia todo lo que tenemos y a todo lo que nuestra Pachamama nos da. Pero no es solo gratitud a los Apus a la Pachamama, sino también a la chacra a los animales, a la lluvia, al sol, al viento, etc. y a todo lo que hay en la naturaleza. Gratitud incluso por las cosas que tú ni siquiera puedas imaginar que se puede estar agradecido

EL BIENESTRAR EN LA CONCEPCIÓN OCCIDENTAL

En la cultura occidental el conocimiento tiene un gran valor, pero el conocimiento siempre es ajeno, cuanto más conocimiento tienes, eres menos tú mismo. La sociedad ha creado los ideales de cómo deberías ser para alcázar “EL BIENESTAR” y los ha enraizado tanto, que siempre estamos pensando en el ideal de vida futura, olvidándonos de vivir el presente. La educación ha centrado todos los esfuerzos para “civilizarnos” y alcanzar el bienestar social y económico. Pero civilizarse significa separarse de la naturaleza. El hombre cuanto más conocimientos tienen se dice que más “civilizado esta” y le da un gran valor a su ego, cree que solamente él sabe y los demás no saben nada.

Entonces pierde el contacto con su corazón y con la naturaleza, pierde la sensibilidad y es menos emotivo. Las personas que viven en nuestras comunidades son catalogadas de analfabetos que no tiene conocimientos, que no son intelectuales, que no saben nada, no hace uso de la razón, de la lógica, del cálculo. Que esta es una es una forma de malvivir en nuestras comunidades en el caos y el desconcierto, generando pobreza e ignorancia, factores que contribuyen a embrutecer a las personas. Esta manera de vivir es considerada como precaria y primitiva, que genera el atraso y la pobreza de nuestras comunidades, todo ello es un obstáculo para la convivencia democrática.

Que nuestra casa, es fea, chiquita, oscura, fría y no cuentan con los servicios básicos de los pueblos avanzados. Hay que cambiar y mejorar esta terrible realidad. Este cambio debe empezar por la escuela desde el primer dia de clase, estas condiciones de vida son infrahumanas, que se debe y se merece vivir mejor y eso solo se lograra esforzándose cada uno, trabajando, consiguiendo dinero, para cambiar esta vida tan miserable. Las familias numerosas y los bajos ingresos económicos solo sirven para truncar el porvenir económico y que esto nos enferma emocionalmente, genera violencia familiar y se convierte en un circulo vicioso de pobreza económica y moral. Las tareas domésticas que realizan los niños y las niñas son vistas como castigos, maltrato, abusos o violencia por parte de los adultos. Hay que premiar la autovaloración, la creatividad, la honestidad, y el optimismo como motores para lograr el cambio de conducta deseables en los niños y niñas. Para solucionar toda esta problemática hay que construir juntos el bienestar social y el bienestar económico.

¿Qué es el Bienestar en esta concepción occidental?

Bien material que satisface las necesidades del ser humano.

Estado que alcanza y experimenta el individuo al satisfacer sus necesidades.

¿Cuáles son las necesidades?

Necesidades Básicas

Necesidades Económicas

Necesidades Sociales

Necesidades Culturales


  1. - Alimentación

  2. - Vestido

  3. - Vivienda

  4. - Salud

  5. - Educación

  6. - Descanso



  1. - Producción

  2. - Consumo

  3. - Trabajo



  1. - Familia

  2. - Vivir en grupo y socializarse

  3. - Equidad

  4. - Seguridad social

  5. - Democracia: niño, niña, mujer y el hombre



  1. - Actividades lúdicas

  2. - Deporte

  3. - Afirmación de la identidad .

  4. - Recreación

  5. - Entretenimiento


 

El bienestar es concebido como un proyecto útil para todos. El bienestar se construye y debe comenzar en la escuela, desde el primer día escolar; según las conclusiones de la Comisión Delors. El mundo occidental se ha forjado en el ejercicio del poder sobre los más débiles; y la riquezas como fin supremo, sin importar los medios que usase para tal propósito. El gozo de la riqueza en virtud de la esclavitud y la servidumbre. De modo que en occidente el bienestar se implementa como el estado que alcanza y experimenta sus individuos al satisfacer sus necesidades físicas, económicas, sociales, culturales, políticas y espirituales de un modo compatible con su dignidad humana que idearon y el desarrollo económico de sus riquezas. Convirtió el mundo en una sociedad de consumista sin salida. Jean Fourostie escribió: El nivel de vida” se mide por la cantidad de bienes y servicios que se pueda adquirirse con el ingreso nacional promedio”.

Desde la década de los 60 el modelo Bienestar Social desarrolla tres grandes programas:

a) Programas Constructivos: Se refieren a la realización de proyectos, en el campo de la educación, vivienda, seguridad social, y familia, etc.

b) Programas Preventivos: Son acciones orientadas a prevenir efectos o resultados indeseables en el proceso de desarrollo del Bienestar Social.

c) Programas Asistencialistas: Que tiene la finalidad de asistir a quines por un motivo u otro sufren una situación de marginalidad o de carencias objetivas básicas dentro de la sociedad.

Antes los potentados del mundo occidental se dedicaban a la venta de esclavos, ahora venden capital y compran pueblos y naciones con su proyecto colonizador y totalitario del bienestar Social, bienestar económico y el Desarrollo. El “nivel de vida” se mide por el volumen de bienes y servicios consumidos por los habitantes. Un campesino andino que cría su chacra y sus animales, vive en autosuficiencia alimentaría, pero en términos del “bienestar económico” son considerados como habitantes en absoluta pobreza. El Bienestar es una construcción mental, para hacernos creer que necesitamos ayuda para que alcancemos el Bienestar Social, niveles superiores de “nivel de vida”; en occidente el bienestar, el nivel de vida sólo se da en las estadísticas y ni siquiera en sus propios habitantes excluidos de la propiedad de los factores de producción: tierra, capital, trabajo y talento empresarial. De modo que, el estado de bienestar, el “nivel de vida” es una utopía de occidente y la pobreza es un problema creado por los ricos del mundo, que se ha trasformado en su propio fantasma.

El Bienestar apunta a la maximización de los objetos, es decir, al consumo material máximo. El nivel de vida se mide por el nivel de consumo, incluyendo la cantidad de desecho producido. La abundancia lleva consigo la pérdida de su propio significado. La angustia de no tener nada más que desear aumenta la ansiedad del deseo insatisfecho. Las necesidades básicas es el legado más insidioso que deja el desarrollo. Las personas se han vuelto adictas al confort. Estas “comodidades” de la vida son básicamente herramientas para satisfacer nuestra mente anhelante que ha sido educada para alcanzar el bienestar y el desarrollo. A medida que vamos alcanzando bienes materiales, aumenta nuestro anhelo para conseguir más, entonces se trabaja mas y mas, para tener mas dinero, olvidándose de vivir, de la familia, de nuestro cuerpo y de nuestra Mamapacha. Ricos y Pobres sufren por culpa de las preocupaciones externas relacionadas con el deseo. Hasta los millonarios padecen ira, desesperación, depresión, disfrutan de poco descanso y poca tranquilidad de su cuerpo, sólo les preocupa perder lo que tienen o conseguir lo que todavía no han conseguido. No pueden disfrutar de quienes son, y no pueden vivir sino por lo que los atrae o los esclaviza.

Esto no quiere decir que tener o ganar dinero tenga que causar necesariamente sufrimiento, pero entregar la vida a la tiranía de las posesiones materiales o alcanzar el bienestar, que es externo a nuestro cuerpo acaba con la alegria, con el respeto, con el cariño, con la reciprocidad que es muy propio en nuestra cultura Andina.

De forma parecida nos hacen creer que los pobres tienen oportunidad de cambiar y alcanzar el bienestar en la vida, quedando atrapados en la lucha por la supervivencia. Nuestra mente ha sido formateada para alcanzar el “bienestar”, se gasta mucha energía y esfuerzo pensando únicamente en el “Bienestar” y en como obtener más (mejor comida, una casa más grande, un nuevo modelo de carro, más dinero, más fama y reconocimiento, más prestigio, mas poder, etc). Concentramos toda nuestra atención en todo lo que esta lejos de nosotros mismos; cuanto más lejos esta de nuestra verdadera naturaleza, más importante creemos que es.

En esta perspectiva de vida se dedica mas tiempo a la carrera profesional que en darle tiempo a la familia, pese a que se dice trabajo para tener un “hogar feliz”. Dedicamos toda nuestra vida al trabajo al final ¿quien recibe el fruto del arduo trabajo?. Valoramos mas la cantidad de dinero que hemos recibido que el propósito del trabajo, y no nos paramos a pensar si el trabajo nos beneficia a nosotros y a nuestros seres queridos. Muchas veces ponemos en peligro nuestra vida para ganar dinero, pero a cambio de este terminamos preocupados, con estrés, con úlceras, etc. Para mucha gente el dinero se ha convertido en la única meta de la vida. Pese al Bienestar, al progreso y el desarrollo material la civilización moderna, mucha gente lleva una vida sin sentido. Si intentamos ocuparnos de nuestro cuerpo y de una manera más simple de vida, como la gente de nuestras comunidades campesinas, la sociedad moderna nos cataloga de egoístas, poco prácticos, perezosos, sin aspiraciones por el futuro. Las personas materialmente productivas están muy bien consideradas, pero las personas que viven u otras personas que intenten vivir de manera diferente a la vida moderna, son considerados ineptos, inexpertos, analfabetos, no son profesionales y con causa de la pobreza y el atraso de los pueblos.

En esta forma de vida por alcanzar el bienestar, la casa se ha convertido en una especie de pensión, un lugar que sólo sirve para pasar la noche. Tenemos que abandonar ciertas cosas para obtener otras ¿Cómo se nos ocurre abandonar nuestra chacra, nuestros animales, nuestro paisaje, nuestra casa, y la vida que irradia nuestro ayllu, para vivir una vida llena de problemas? En nuestras comunidades las personas viven de manera cariñosa, tranquilos, alegres, en armonía y reciprocidad con la Pachamama, son las personas más ricas y felices de la tierra. Sin embargo, para los parámetros del bienestar económico y social, no tienen casa, empleo, futuro, servicios básicos, artefactos domésticos, etc. En consecuencia no tienen esperanzas de vida.

El concepto de bienestar, nivel de vida se ha impuesto con fuerza a través de la educación y nuestra mente ha sido colonizada para alcanzar el “bienestar social y económico” como unico paradigma en la vida moderna. Nuestras comunidades, nuestra cultura y sus propias formas de vida son vistas como obstáculos para alcanzar el bienestar; sin reconocer que todos los pueblos originarios del mundo tenemos un concepto diferente de riqueza y estado de bienestar.

Newsflash

RIFLETTENDO SUL VENEZUELA - A.Z.

RIFLETTENDO SUL VENEZUELA

 

di Aldo Zanchetta

Read more...